Libro El Referí No Tiene Quién Le Escriba

$4.990
¡Genial! Tenés envío gratis
¡Agregá este producto y tenés envío gratis!
Envío gratis superando los $89.990
Entregas para el CP:

¡Agregá este producto y tenés envío gratis! Envío gratis superando los $89.990

  • BUENOS AIRES Av. Corrientes 525. Piso 6. Lun a Vie de 11 a 18hs.
    Gratis
Compartir

Libro El Referí No Tiene Quién Le Escriba

Las historias de este libro van pintando un cuadro poco descripto y analizado: el del arbitraje en el fútbol. ¿Cómo es la carrera de un árbitro? ¿Qué diferencias hay entre el referato de ayer y el de hoy? Y, sobre todo, ¿qué cosas le pasan a un juez de fútbol? ¿Y qué siente?

En el Prólogo, Gustavo Alfaro nos cuenta acerca de cómo se conocieron con Carlos en un partido especial para ambos y relata, en primera persona, cómo vive un jugador un partido decisivo. Y qué cuestiones, que van más allá de lo futbolístico, también les preocupan a técnicos y jugadores.

Los relatos de Carlos arrancan en un ayer lejano, cuando cursaba el secundario y soñaba ser árbitro. Y llegan hasta hoy, donde desde su condición de Ex analiza el arbitraje y todo lo que lo rodea.

Fue agredido al terminar una final por un ascenso al Nacional B. Se escapó de una provincia para no ser detenido. Tuvo un encuentro desopilante con Julio Grondona. Se ilusionó con dirigir en Primera. Disfrutó. Y, de a ratos, también la pasó mal.

“El Referí no tiene quien le escriba” nos aporta un testimonio, en primera persona, sobre el arbitraje de ayer. Pero no solo eso. Las historias describen la Argentina autoritaria de comienzos de los 80. Y la democrática. Y como Carlos algo tuvo que ver con eso, los saqueos del 89 también están presentes.


Índice
Agradecimientos
Prólogo
Cómo (y por qué) llegué a ser árbitro de AFA
Cómo era la carrera arbitral y cómo fue la mía
En la Escuela de Árbitros
La final de Subterráneos
Las ceremonias de los viernes
¿Cortázar inspirado por un balneario entrerriano?
Me olvidé de los amonestados
¿Reglamento o sentido común?
José Luis Chilavert o cómo aprendí que a un jugador de un club grande no se lo suspende por una cuestión menor
El día que me alegré de no dirigir
El partido se me fue de las manos
El día que me escapé de Catamarca
El nacimiento del SADRA
La final de 1º C
El día que me pegaron en Ledesma
Cuatro historias del post Ledesma
De la roja directa a la prevención
El día que mi vieja fue a la cancha de Chacarita a verme
dirigir
Mi carrera (sigue)
Mis últimos partidos
Le llevo la renuncia a Don Julio
Me fui
¿Más fácil dirigir ahora o antes?
El arbitraje en el tiempo: de los árbitros como líneas al Team Building
VAR o no VAR, ya no es la cuestión
Los autohomenajes hay que hacerlos en vida
¿Lo va a parar?
El tano Pasini no me reconoció
Cierre